Europa

Editorial del número 80 de Lucha de Clases - La clase obrera, lenta pero persistentemente, está pasando al frente de la escena social en un número cada vez mayor de países. Los trabajadores están emergiendo de la pandemia con una mayor conciencia y sentido de la dignidad acerca de su papel en la economía y la sociedad.

La crisis en la frontera entre Polonia y Bielorrusia sigue intensificándose. El 8 de noviembre, cerca de 4.000 refugiados llegaron a los alrededores de Kuźnica, donde intentaron cruzar la valla fronteriza. Los guardias fronterizos polacos les dispararon gases lacrimógenos. El número de refugiados en la frontera aumenta cada día. El Estado polaco ya ha enviado muchas unidades de guardia fronteriza, soldados, policías e incluso unidades antiterroristas.

La clase obrera gaditana del sector del metal está librando una batalla magnífica en defensa del poder adquisitivo del salario que está inspirando a todos los trabajadores del Estado español. Enfrentados a la codicia de la patronal, a la represión policial y a los ataques de la prensa prostituida del capital, la determinación de los trabajadores es de luchar hasta el final.

El pasado 26 de septiembre en Berlín, un millón de personas votaron a favor de expropiar a las grandes inmobiliarias. Este es el mayor avance en la lucha de clases en Alemania desde hace décadas. 

Las elecciones federales en Rusia han pasado. Como pronosticamos, fueron completamente amañadas por el régimen. Aunque parece que el Partido Comunista recibió la mayoría de los votos reales, literalmente de la noche a la mañana las autoridades elaboraron el resultado que necesitaban. Este acto descarado de reescribir completamente los resultados de las elecciones sólo provocará una creciente ira en la sociedad.

Entre julio y agosto de 1921 tuvo lugar el conocido como Desastre de Annual, la humillante derrota del ejército colonial español en Marruecos a cargo de las cabilas rifeñas, unificadas y dirigidas por un antiguo funcionario de la administración colonial, Abd El-Krim. Las consecuencias políticas de esta derrota sacudieron a la monarquía y al conjunto del régimen de la restauración, acelerando su caída.

Las músicas del mundo y la lucha de clases por los derechos democráticos han perdido a una importante figura, Mikis Theodorakis, el muy querido compositor del pueblo griego. Mikis Theodorakis dedicó su vida al renacimiento musical de la Grecia de la posguerra. Sus composiciones musicales combinaron una destreza artística increíble con una expresión notable del estado de ánimo, las aspiraciones y las luchas de la clase trabajadora griega contra la pobreza y la opresión.

Las elecciones del fin de semana en Rusia trajeron un resultado significativo, con el Partido Comunista como principal fuerza de oposición. Este artículo fue escrito en vísperas de estas elecciones, pero ya anticipó el resultado, donde explica las circunstancias en que se celebraron. En próximos días, proporcionaremos un balance detallado de los resultados de estas elecciones y de los tormentosos procesos que están por venir en Rusia.

Editorial de Lucha de Clases nº 77 - A pesar de los oficialmente celebrados últimos datos del paro, la situación socioeconómica está siendo lastrada por la pérdida paulatina del poder adquisitivo de la clase trabajadora. El IPC en el mes de julio se ha situado en el nivel más alto desde 2017, alcanzando un 3,3% interanual. En contraposición, los trabajadores protegidos por convenios colectivos han visto crecer su nivel salarial un 1,54% en lo que va de año.

La inmensa destrucción causada por los incendios forestales en Varimpompi, Eubea y decenas de otras áreas de Grecia no se debe únicamente a los vientos, las altas temperaturas y el cambio climático, como afirman el gobierno de Nueva Democracia y los medios burgueses. La verdadera causa de esta catástrofe son las políticas reaccionarias y la indiferencia criminal de la clase dominante griega.

Las fuertes lluvias han provocado graves inundaciones en varias regiones de Europa Central. Decenas de personas han muerto, muchas han resultado heridas y muchas más han perdido sus pertenencias. Se necesitarán años para reparar el desastre. El cambio climático ha aumentado la probabilidad de que se produzcan fenómenos meteorológicos extremos como este, lo que a su vez expone la mala gestión de la sociedad.