Other languages Albanian Belarusian Bengali Catalan Chinese Czech Danish Dutch Esperanto Japanese Georgian Kurdish Pashto Hindi Malay Indonesian Persian Greek Gaeilge Hungarian Vietnamese Turkish Swedish Hebrew Polish Russian Romanian Korean Slovenian Thai Nepali Serbo-Croatian Galician Norwegian Macedonian Burmese

Como siempre hemos explicado los Marxistas, los intereses de la clase trabajadora y los de la burguesía son irreconciliables. Tal realidad que es patente en cualquier momento de la historia, adquiere especial significado cuando la economía atraviesa un periodo de crisis y estancamiento. Es en periodos como esos cuando la burguesía para tratar de proteger sus beneficios lanza severos ataques contra las condiciones de vida y de trabajo del proletariado. Hablamos pues de una etapa en la que la burguesía no puede remediar nada en el terreno económico sin que ello implique medidas que exijan mas sudor, lagrimas y sangre de parte de todos los trabajadores.

El pasado 4 de agosto 2004 se cerró un capítulo de la lucha de los trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la defensa del instituto y en particular de su Régimen de Jubilaciones y Pensiones. Durante 10 meses de lucha, el movimiento ha atravesado varias etapas en las que los trabajadores hemos demostrado cabalmente que hemos entrado, como clase, a un nuevo periodo de la lucha de clases en México.

La llegada al poder de parte de Fox y el PAN representó un importante cambio en la situación, la caída del PRI tras la derrota electoral de 2000 expresó por un lado el grado de tensión social ya existente desde entonces y por otro el desgaste de una de las herramientas más útiles de la burguesía por décadas para el control del el movimiento obrero, el corporativismo.